lunes, 31 de marzo de 2008

¡Melancolía...!

¡Aaaaah me bajó la famosa melancolía que me viene una vez al año o un poquito más! Sí, definitivamente que me viene más de una vez al año y a veces es de una manera tan profunda que me tiene una tarde entera escuchando discos de New Age que me evocan más recuerdo y me dejan a punto de botar una que otra lágrima sobre el cuaderno. Pero es una sensación que me gusta y que la busco de vez en cuando como para darme cuenta que todo el tiempo que se ha ido no ha sido en vano, sino que ha tenido utilidad y ha influido positivamente en cómo estoy viendo el mundo ahora; ver que he ido creciendo, que he tenido mucha gente importante a mi lado apoyándome, ver que tengo buenos amigos, ver que he aprendido y que aún puedo seguir aprendiendo… que estoy lo suficientemente apto como para soportar todos los retos de la vida diaria.

Esta vez surgió cuando tuve que ir a la pieza de atrás (la del patio, no tiene nada que ver con lo que puedan asociar al “cuarto oscuro” o cosas de esa índole) para buscar los archivos secretos “x”: todos los textos, pruebas, apuntes y fotocopias que se han ido acumulando en gruesos archivadores que parece que van a explotar y que me sorprenden al ver todo lo que he leído: “¿Yo me leí todo eso el año pasado y no colapsé?” Claro, ahora la cosa comenzó a toda máquina y muy de golpe, pero creo que de a poco volveré a tomar el ritmo del año pasado… aunque ahora se duerma menos. Imagínense una escena prototipo del cine: el típico camino medio misterioso en que se abre una puerta con una música media gloriosa al momento que aparece una luz que ilumina todo. Tomé algunos cuadernos y las carpetas que pesaban bastante para irme a la pieza.

La “aventura” comenzó cuando estaba en mi pieza y puse un disco de Paul Van Dyk. Entre reordenar algunas cosas que estaban demasiado caóticas y encontrar documentos que en algún momento fueron un dolor de cabeza, me encontré con esas tardes en que leí los textos del ramo de literatura que tantas veces me hicieron volar y llegar mundos tan extraños… esa asignatura que sin duda es la que más me gusta, en la que apasionadamente escuchaba las clases y veía pasar los meses hasta que el sol volvió a alcanzar los 20º durante el día y las horas de luz volvían a ser mayoritarias. Y continuaba hojeando y me encontré con todos esos sueños del primer semestre: todas esas inquietudes y la angustia de no saber qué era lo que venía, ese temor de no saber si iba a pasarlo todo. Y ahora que veo todo eso casi como un narrador omnisciente, no puedo evitar sentir un sentimiento de bella nostalgia ante esto: de verdad, he crecido, el camino ha continuado y no me he quedado estancado; son nuevos temores, nuevos pensamientos, nuevas metas que estoy dispuesto a afrontar cada día.

Continuaba hojeando mientras buscaba las pruebas de algunos ramos y me acordé de cuando me quedaba estudiando en la tarde, cuando no sabía qué era lo que me iban a preguntar y cuando salía con dolor de cabeza de una de esas evaluaciones: cosa que sucederá la próxima semana nuevamente. Pero son cosas que te dan ánimo a no deprimirte cuando las cosas se ponen difíciles sino a considerarlas como un nuevo desafío para superar, como ya has superado otros antes. Pasaron los años y volveré a encontrarme con todos los archivos de una biblioteca o encontraré los títulos de los libros que he tenido que leer y creo que volveré a sentir esto; sólo espero continuar en mi mirada optimista de ver que he crecido y que he adquirido experiencia, que de a poco he dejado de ser niño y me he ido convirtiendo en adulto.
.
Voices - Vangelis
Saludos!
.
.
kinkan ®

domingo, 30 de marzo de 2008

¡Qué decadencia!

Es claro de que cada día uno aprende algo nuevo, o bien se entera de algo que lo deja sorprendido: nunca me imaginé que las cosas podrían ser de esa manera… tan extrema. Y resultó ser que esta vez aprendí muchas cosas que nunca pensé que iba a aprender, pero que hacen reafirmar mi postura contra estos seres que no sé bien cómo definirlos (su ambigüedad es algo abismante) que se sienten dueños del mundo e inteligentes, escudándose en una moda que poco sentido ha adquirido.

El viernes pasado tuve una fiesta en la casa de una compañera y resultó ser que muchos de sus invitados pertenecían a la prostituida tribu urbana de los pokemones. Nunca he estado de acuerdo con ese grupo ya que los considero sin estilo propio (todos son iguales, literalmente) y que esconden sus inquietudes personales en una apariencia que creen novedosa. Si bien, es valorable su actitud de poca importancia ante lo que piense el resto (yo no haría el ridículo viéndome como ellos), creo que distan mucho de ser un ejemplo a seguir para la juventud; es más, me hace considerar que tendré que hacer una mejor selección del colegio en el que estudien mis hijos –cuando los tenga- para que no se vean influenciados por este tipo de personajes.

Fueron varias las cosas las que me molestaron de ellos. La primera, por excelencia, fue esa extraña ambición de vestirse y maquillarse de una manera tan rara (hombres y mujeres, creo) que realmente no sabes a qué género pertenece (por eso especifico el “creo”). Es cosa de mirarlos desde lejos y no sabes qué es lo que son, tienes que comenzar a buscar rasgos que determinen qué es lo que son (una vez determiné que un pokemón era hombre porque no tenía busto). Y ellos se sienten bien porque se ven así, cuando la mayoría de la gente no sabe si saludarlos dándole la mano o dándoles un beso. Otra de las cosas que me molestó fue que ellos nos miraron como raros, siendo que los raros eran ellos: el común de la gente se define con un género y muestra una apariencia pertinente. Y lo último que ya me sobrepasó fue verlos bebiendo “Poett”, sí, esa cosa que es para limpiar el piso si no me equivoco. ¿A quién se le ocurre beber ese químico que sólo Dios sabe qué efectos producirá en tu estómago? ¿Y con qué fin?

Definitivamente, me da una tristeza enorme ver la decadencia que se está produciendo en la juventud. Nunca he pertenecido a una tribu urbana porque no necesito aparentar algo. Y me angustia pensar en las cosas que irán saliendo en el futuro: ¿Por qué surge todo esto? ¿Los jóvenes están aburridos de ver una realidad que se derrumba? ¿Los jóvenes quieren probar cosas nuevas o bien ya han probado tantas cosas que quieren seguir inventando estupideces? Al menos que su tendencia tuviese algún fundamento y algún valor, cosas que no les he podido encontrar. Sólo me queda desear que sea una tendencia pasajera y que estos jóvenes aburridos recapaciten y vean que están haciendo el ridículo… y ojalá que el raggaetón desaparezca y toda la proliferación de “flaites” desaparezca de una buena vez.
.
Por qué no se van - Los Prisioneros
Saludos!
.
.
kinkan ®

viernes, 28 de marzo de 2008

Tengo Sueño

Esta vez comenzaré con una sola frase que me ha dado vueltas por harto rato y hasta me hace ver que las cosas se achican cuando mantengo los ojos abiertos, que todo se funde a negro: tengo sueño. Y es una frase tan poco importante la cual muestra toda una carga semántica de mi estado de ánimo, tanto que no es necesario recurrir a algún tipo de lenguaje no verbal para poder explicarlo bien (“gestos descriptivos” que indican el sueño… ¿las ojeras o hablar incoherencias?).

Y simplemente dejo que mi conciencia fluya y diga todo lo que quiera decir en una página, en dos, en tres o en toda la extensión que guste. Escucho música como siempre en el pc y me comienzo a acomodar a que más rato tendré tiempo para salir de noche y pretendo pasarlo bien, pero tengo sueño. Son tantas las ganas que tengo de pasarlo bien hoy que el sueño quedará de lado de golpe y la música colorida no sé hasta qué hora sonará y tampoco sé si los vecinos llamarán a carabineros para hacernos callar. Pese a todo, tengo sueño.

Tengo sueño y lo sigo repitiendo mientras veo que las palabras se conforman haciendo una línea, una oración o algo parecido. Sólo le faltaría la correcta utilización del contexto para poder determinarla como un enunciado. ¿Acaso es una proposición el que tenga sueño? ¿Es comprobable, es verdadero o falso? No sé, simplemente es y sigo dando vueltas en un concepto sin sentido que se niega a acabar al ver que los párrafos ahora son muy pequeños. Simplemente lo digo por no quedarme callado, porque quiero decir lo que pienso y decir cómo me siento luego de todo esto, de todo lo que he pasado, de todo lo que voy a pasar, de todo lo que sigue y no sé, de todo lo que no sé si podré resistir… de todo.

¿Dormir? Acaso tendré algún día que ponerle en lo horario y parcelarlo a ciertas horas estrictamente indicadas, de esas en que 6 horas son exactas y un minuto más es la pérdida del siguiente bloque: espero no llegar a eso. Sólo dejo correr los pensamientos a través de mi mente mientras recuerdo a la gente que camina por los pasillos hacia no sé dónde. Pese a que intento mantenerme despierto y decir cosas coherentes, no puedo…

¿Por qué? Ya se sabe la respuesta...
.
Mk2 - Radiohead
Saludos!
.
.
kinkan ®

Iconos de los cuales reírse (1)

Como habían pasado varios días desde que no ingresaba a mi blog a expresar todos esos pensamientos que he tenido que reprimir por falta de tiempo y de un papel al alcance de mi mano en el cual poderlos guardar para no tener que abultarlos ahora aquí sin parar en un frase que carece de signos de puntuación en el cual el oxígeno parece que se te va acabar y resulta que todo sigue y sigue y no sabes cuándo va a terminar aunque quisiese poder continuar saber que todo pronto va a acabar antes de que caigas al suelo asfixiado(a)… ni yo mismo podía pensar una frase eterna porque hasta la mente necesita respiros mentales. Estoy de regreso por partida doble y tal vez por triple diciendo todo lo que he querido decir y no he podido, por ahora hay un poco de tiempo y aprovecharé para hacer que mi cabeza bote un tanto esas ideas.

Y desde ayer que andaba con ganas de reírme de todo el mundo, sobre todo de ciertos personajes de la farándula. Creo que no daré el nombre de los afectados para no herir ningún tipo de susceptibilidades (sí, y de mantenerme sano y salvo) y si alguien se siente aludido, yo ya he dicho que no voy a mencionar su nombre. Hay 2 razones para estar tranquilo: la que ya mencioné y el hecho de que nadie se detendrá a leer esto.

El primer personaje de mi lista de gente de la cual reírme –el que me motivó a reírme del mundo (gracias, carreteras concesionadas de zona centro a sur por favor concedido)- es un caballero de cabello blanco que ejerce su trabajo en la política: su trabajo es hablar bonito y hacer uso de su reconocida retórica para convencer a la gente de las maravillas de sus sueños. Me río de su estúpida incoherencia al hablar del cuidado del medio ambiente y luego apoyar el uso de la energía nuclear en Chile; supongo que sabrá las consecuencias y habrá leído hasta el último punto de algún documento en el que se compruebe que, efectivamente, pueden eliminarse los residuos sin contaminar, espero que así sea. ¡Felicitaciones, don XXX, te has ganado el premio a la incongruencia!

Como segundo personaje, aquí se hace un poco más difícil la cosa, puesto que principalmente quería reírme de él. Se me ocurrió alguien, esta vez es una mujer que habla de liberar de impuestos a las casas de $90.000.000 por considerarlas al alcance de una familia de clase media. Lo primero que pensé fue en un “mish”, no tenía idea que la clase media podía pagar dividendos de casi $500.000 siendo que el ingreso promedio, creo, es menor. Esas cosas de la vida que uno no entiende, pero son opiniones con tanto fundamento y estudio de terreno que uno debe respetarlas, por supuesto… Un aplauso para ti, mujer de “clase media”, te has ganado el premio “ubicatex”.

Una persona que se pone a hablar como sintiendo que tiene el conocimiento de todo, que lo sabe todo y que su verdad es la única verdad absoluta y real. Pero luego se da cuenta de que viene alguien y le derriba todo el pensamiento, teniendo muchos y mejores argumentos que tú, aparentemente. “Al parecer, te cagaron” podría decir alguien con un subtítulo o con una voz en off luego de ese suceso en que quedaste marcando ocupado y bastante molesto por ver que te dejaron en vergüenza. Y son de esas cosas que te hicieron pensar en que debes informarte más antes de abrir la boca porque te puede jugar en contra. Felicitaciones individuo de “¿pelo castaño?”, te has ganado el tercer lugar dentro de la lista de íconos de los cuales reírse.

Simplemente eso… algún día volveré con más personajes enmascarados de los cuales reírme.
.
Lola - Pastora
Saludos
.
.
kinkan ®

Una semana agotadora

Se acaba una semana agotadora: al fin es día viernes y sonrío pensando que a partir de ahora tendré un poco más de tiempo… para seguir leyendo todas las cosas y terminar algunas actividades que serán evaluadas próximamente. Se acaba una semana en que el tópico fue acostarse después de las 12.30 de la noche y levantarse entre las 06.30 y las 08.10, una semana en que la somnolencia era pan de cada día y los rostros de todos comenzaban a reflejar el cansancio; las ganas de mandar todo a la mismísima mierda y tirarse a dormir en cualquier lugar. Una palabra cuyo significado comienzo a olvidar es “dormir”, al menos ya no lo puedo concebir dicho significante con el mismo significado que hacía un tiempo me hacía evocar las casi 12 horas de sueño en que mi cuerpo tenía energía de sobra para poder salir durante 4 días seguidos.

Y he tenido botado todo lo que me gusta por realizar esto que también me gusta: el estudio del lenguaje y la literatura. Cada día me doy cuenta de que hice la correcta elección y que, definitivamente, este es el lugar en cual debo estar por el resto de mis días. Pese a las dificultades que pueden ir surgiendo en el camino y a ciertas cosas con las cuales no estoy de acuerdo, creo que me agrada cada día más subir las escaleras del Gimpert e internarme en las mismas salas de todos los días, con ese aire agobiante que a veces asfixia, y con esos cabeceadas que uno se pega en alguna clase de las 8 de la mañana (o también de las 2 de la tarde, después del almuerzo). Cada día mi mochila se va viniendo más cargada de fotocopias y veo como el dinero se me va de las manos de una manera acelerada (mientras sumo razones para no tener hijos hasta que pueda mantenerme a mí mismo, cosa difícil).

Y una cosa que me llamaba la atención es que he tenido que discutir demasiado esta semana, pero he aprendido a quitarme esa errada concepción de discutir como algo negativo; después de todo, corresponde a contraponer ideas y defenderlas, intentar llegar un consenso o bien continuar el debate hasta que los argumentos sean lo suficientemente convincentes como para hacerme cambiar o no de pensamiento. Y hoy fue uno de esos días en que el tema estaba enfocado en por qué una escuela estructuralista planteaba una teoría (si la planteaba efectivamente, si no lo era y argumentar). Un quebradero de cabeza que acabó cuando la iluminación del espíritu de Saussure apareció de improviso sobre nosotros y me hizo ver que pasé algo así como una hora buscando ideas, pero una hora que fue buena.

Quedan aún temas por conversar con tanta gente; tantas cosas diversas de un extremo a otro. Ya habrá tiempo para todo.
.
Talk - Coldplay
Saludos!
.
.
kinkan ®

lunes, 24 de marzo de 2008

El arte por el arte

Uno de los males de este tiempo es buscarle la funcionalidad a todo: el agua para beber, el aire para respirar, trabajar para obtener dinero, dinero para comprar aparatos que a la larga nos causan enfermedades y locura, enfermedades y locura para gastar más dinero en medicamentos… etc. Y es un concepto que se ha masificado tanto a medida que avanza este proceso de globalización, Diderot y D’Alembert ya no tienen la culpa de esto con la invención de su imprenta, sino que la tiene en parte el creador de internet o Bill Gates por crear tanto hardware y software revolucionario. Sin duda que hice una visión un poco negativa de lo que han sido los interminables avances a los que nos hemos visto a lo largo de los últimos siglos y ya todos podemos comprobar que no han sido del todo malos, en la medida que muchos nuevos conocimientos han aportado notablemente a la mejora de nuestras condiciones de vida. Sin duda alguna, creo que me sería bastante más difícil si no tuviese conexión en mi casa o si no tuviese computador (gracias Bill por favor concedido). O el hecho de acceder a tanto conocimiento que antes no se podía… en fin, un tema que da para harto.

A lo que realmente iba –y nuevamente me doy cuenta de que me estoy yendo por las ramas- es el hecho de que todo el mundo busca que las cosas tengan una función determinada con luces similares a las de un letrero de neón: una utilidad y que no signifiquen una fútil pérdida de tiempo. Todo surgió a raíz de una conversación con mi amiga Nany (que hacía tiempo no hablaba con ella) que me pregunta si todavía yo escribía. Alegre le dije que sí –y me sentí demasiado bien- y entonces me pregunta si tengo blog… jajajaja. Entonces me empieza a comentar de que está planeando hacerse un blog para ella, pero no sabe qué finalidad tiene para ello. Y ahí me entró todo el bichito anti-funcionalista del mundo, apoyándome en los contenidos que he estado viendo en una asignatura que han ido alimentando esa ira contra ciertas reglas: ¿acaso no puedo caminar, simplemente, porque se me dio la regalada gana de salir a dar un paseo? Algunos dicen que no; si camino es para fortalecer los músculos… y así un sinnúmero de ejemplos que podrían tenerme horas escribiendo en base a eso. Yo escribo porque es algo que me gusta, porque me llena, porque puedo expresar mis pensamientos y despejarme de tantas cosas que me atormentan y… simplemente, por escribir. ¿Acaso no se puede, acaso está malo? ¿Acaso mis escritos tienen que servir siempre de algo? Sólo me gustaría saber que a alguien le sirvieron para conectarse con ese mundo interno, pero no sé si me gustaría ver que todo cae en una norma y se establecen probetas con las letras que he escrito.

Logré convencerla (no especifiqué toda la conversación: no era necesario) y al final me dijo que se iba a hacer el blog, pero aún no he sabido nada y estoy expectante. Y sigo pensando en el arte por el arte. No se necesita tener una finalidad antes de iniciar el camino, sino que uno puede ver que aprendió mucho sin tener un rumbo fijo; como dice el poema de Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Y así suceden las cosas, al crear este blog nunca supe dónde iba a llegar… y aún no lo sé.
.
Enjoy the ride - Morcheeba
Saludos!
.
.
kinkan ®

viernes, 21 de marzo de 2008

Descanso

¡Al fin puedo darme un día de absoluto descanso, de poder dormir hasta tarde y ociar durante gran parte de la jornada! Al fin… un día en que puedo decidir dormir o continuar sin hacer nada, teniendo en cuenta que aún tengo dos días más para poder leerme las toneladas de textos que tengo en el escritorio y que intentan apelar a mi conciencia: “léeme, sé responsable”. Hace poco estuve organizándolos y priorizándolos, pero me di cuenta que casi todos son para la misma asignatura, por consiguiente, para el mismo día, así que eso de priorizar no resultó de mucha utilidad. Y llevo 45 minutos extra de lo que dije que iba a permanecer aquí, pues siempre que propongo una hora termino saliendo más tarde porque me quedo haciendo cualquier otra estupidez; ahora me quedé descargando un disco de Enigma que espero esté bueno (el otro día me apareció un grupo nada que ver).

Y este es el famoso viernes santo que cuando pequeño respeta de una manera impresionante: solía privarme de comer ciertas cosas, no escuchaba música y trataba de no hacer muchas cosas. Ahora los tiempos no nos permiten ese lujo y cada día creo que cumplo menos con eso del silencio, será por el hecho de que he aprendido a cuestionar todas las creencias con las que he vivido durante toda mi vida y ahora he llegado a estado de respetarlas y no necesariamente estar de acuerdo: después de todo, que tus padres pertenezcan a una religión no quiere decir que tú también lo serás, obligatoriamente. Hoy incluso reclamé por la tradición de no comer carne en este día, sobre todo por el hecho de que la gente es demasiado incoherente: no come carne como “sacrificio”, sin embargo, va y compra mariscos y se dan otro festín… ¡tremendo sacrificio para los que les encantan los mariscos! Para mí sí sería uno, puesto que no me gustan jajaja.

Lejos de todas las tradiciones: que la televisión pase programas religiosos y películas archirepetidas que ya ni siquiera me doy el tiempo de volver a ver, que la radio haya disminuido los decibeles y que algunos vayan a misa; creo que al fin puedo perder un día de clases para hacer nada. Sí, aunque sea un viernes en que ya es poco lo que se hace, pero las casi 10 horas que pude dormir es algo que se agradece por completo. Nuevamente me doy cuenta de que no he tomado ninguno de los textos y que después se me va a acabar el tiempo; lo que no se me va a olvidar es que hoy, sí o sí, me dedicaré un tiempo a escribir algo: no me gusta pasar mucho tiempo sin escribir.

Y no sé si creo en todo lo que me están diciendo, no sé si dejaré de creer para toda mi vida o si acaso voy a tomar lo que considero bueno. No sé, incluso, si es que les vuelvo a creer. De momento seguir pensando y buscando en mi interior si es lo que necesito para poder sacar una conclusión. Aprovecho este festivo y esta interrupción a la semana normal, porque se vienen eternas semanas en que la normalidad puede ser letal.
.
Messages - Vangelis
Saludos!
.
.
kinkan ®

Pasión Cerebral

Son las 2 de la mañana y al fin puedo descansar para respirar un poco; 2 horas más del tiempo que suelo apagar el computador para dormir o hacer algo parecido a descansar… soñar cada cosa extraña por estos últimos días ya me hace perder la cordura con mayor rapidez de lo normal, intentar buscarle el significado a cada sueño resulta aún peor si tengo en cuenta de que pueden referirse a alguna premonición: ¿si no la entiendo, entonces me autodestruiré por no entender las señales que mi inconsciente me da todas las noches? Será cansancio, será ansiedad, serán esas inquietudes que no he podido solucionar aún 2 años después de que ya quedaron en el pasado (y vuelvo a hablar del tema, pese a que había dicho que lo iba a lanzar al olvido). 2 de la mañana y 21 minutos mientras el playlist de iTunes continúa reproduciendo canciones que no creo necesario mencionar.

Me pongo a buscar entre los conectados en MSN por si acaso encuentro a alguien con quien hablar cualquier tema, pero dentro de 10 minutos ya tendré que retirarme antes de que me obliguen. ¿Por qué hay tan poca gente conectada a esta hora? ¿Acaso nadie me quiere? No, una respuesta demasiado simple: son pocos los intelectuales, ociosos pensantes o pensadores potenciales que no se quedan vagando en la red hasta estas horas. Por mi parte, no es de ocio, sino que lo hice para concluir un trabajo; pero… ¿por qué sigo y no me voy a acostar de una vez? Simplemente, por la constante tendencia a darse más vueltas de lo necesario en este mundo, cosa que ocurre todos los días en distinta medida. 2.24 de la mañana y suena una canción que me recuerda septiembre de 2007; simplemente eso, mientras miro la forma que está tomando este texto a medida que lo escribo en word (antes de subirlo y publicarlo oficialmente en el blog a la espera de que alguien, al menos, lo lea y si quiere diga algo).

Y claro está de que a estas horas de la mañana (2.26 a.m) es poco probable que pueda decir muchas cosas coherentes, alguna teoría trascendental que haga resonar mi nombre milenios hacia el futuro y me reconozcan como el padre de algún estudio arcano e interestelar. Nadie me dice que lo que diga en este estado de somnolencia también pueda decir algo que realmente sirva; de momento, sólo divago y doy vueltas en las mismas ideas sin saber cuál es el fin… reírme de mí mismo, de la estupidez de los demás o de las pocas horas que he dormido esta semana y me tienen con ganas de dar un salto al mar (hiperbólicamente). Es común que a esta hora comience a pensar en cosas profundas, pero las neuronas ya no pueden decir nada concreto, siquiera funcionan ni hacen sinapsis dentro de las conexiones neuronales que supongo que están en el cerebro. Son las 2.29 de la mañana y suena una canción 80’s medio fiestera que nada de ánimo me da para continuar madrugando sin sentido.

Una vez más me han quitado el tiempo que tenía destinado para escribir, para hacer lo que me gusta y echar a volar mi mente: es algo de lo que me tendré que ir acostumbrando. Una vez más he retrasado lo que me gusta por cumplir una obligación (asumida con todo, con lo bueno y lo malo, desde un principio) que en parte quiero y en parte no. Al menos he tenido tiempo para expresar mi mente por algún instante y continuar en la tarea de mantener vivo este blog, pese a que nadie más que yo le dé tanta importancia. 2.31 de la mañana y ya me duele la espalda por que el asiento no es muy cómodo; será mejor dejar de perorar tantas cosas y partir a descansar las pocas neuronas que deben quedar, probablemente se reproduzcan en alguna noche de pasión cerebral.
.
Wouldn't It Be Nice - Beach Boys
Saludos!
.
.
kinkan ®

miércoles, 19 de marzo de 2008

En parte porque quiero y en parte no.

Me detengo por cinco minutos (en realidad, por un poquito más) porque quería hacer un comentario un poco más optimista que el anterior, pese a que ya llevo varios días durmiendo menos de 6 horas y creo que mi rostro ya comienza a señalar el cansancio.. qué queda para el resto del semestre, no quiero ni pensarlo. Y creo que esta pausa es necesaria para poder ordenar la mente y descansar de todo un día lleno de clases y contenidos que hacen fila para poder ser procesados en el interior de mi cabeza; hablar de ganas de carretear esta semana, mmm no sé aún.

Si bien es cierto que el año pasado solía leer cantidades industriales de textos cuando el semestre ya llegaba a su clímax, este año ya perdí la costumbre luego de los 3 merecidos meses de vacaciones que tuve. El sólo hecho de sacar fotocopias todos los días y ver cómo el dinero que llevaba se me va “como el agua entre los dedos” es una cosa que me preocupa no tanto por el ámbito financiero sino por la cantidad de hojas que voy a tener que procesar y por todas las horas que ya debo proyectar para estar frente al escritorio y la luz artificial, a eso de las 12 de la noche cuando al menos el silencio colabora con el asunto, pero… levantarse a las 6 de la mañana (para ser más cierto, 6.30) es algo de que no me puedo escapar todos los días.

Es algo así como tragicómico darme cuenta de esto y del contraste con el año pasado que fue bastante más relajado de lo que pensaba, bastante más relajado que lo que ya llevo de año. Y en estos momentos no me estreso pensando que estoy perdiendo tiempo, puesto que sé que hoy volveré a acostarme tarde y a dormir poco como ha sido la tónica de toda esta semana… en parte porque quiero y en parte no. Pero no faltará mucho tiempo para que me dedique a eso y de a poco vaya perdiendo eso que uno tanto anhela: tener vida. Así es, de a poco iré quedándome sin vida hasta nuevo aviso.

Lo bueno es que no he tenido ni tiempo para pensar en otras cosas, lo que me mantiene más tranquilo con respecto a las dudas existenciales que me están atacando estos últimos días y que en algún momento tendré que responder, tomar una decisión y continuar de la mejor manera posible. Ahora a aprovechar todo el tiempo que uno tenga para dormir y la micro se ha convertido en uno de esos lugares predilectos en que una hora puede ser muy reparadora… sobre todo con ese calor vespertino que te da más sueño.
.
The Dragon - Vangelis
Saludos!
.
.
kinkan ®

martes, 18 de marzo de 2008

Lindo día

Y eso de estar de regreso a las andanzas de típico estudiante uno se reencuentra con las cosas del día a día: hoy fue una de esas jornadas no muy agradables y lo que más me llama la atención es que no fue referido a las clases o al contenido, sino que a condiciones externas que se convirtieron en el contexto de algo tormentoso. Puede que eso provoque que hoy haga un discurso demasiado pesimista y mi explicación al respecto saque total y absolutamente de los parámetros de los estructuralistas; definitivamente, el ser humano está inmerso en situaciones que lo hacen pensar y actuar de una determinada manera.

Comienza el día a las 7 de la mañana y me encuentro con la normal falencia del sistema de locomoción: “no pasa la micro”. Y es casi como el famoso cuento del Transantiago, pero en Quilpue. Pasa una micro repleta en que es necesario apresurarse para calar un lugar para poder afirmarse (soñando uno se podría ir sentado). La actitud de constante “simpatía” de gran parte de los conductores es otro de los aspectos que me desmotiva. El viaje no tuvo nada de novedoso; sólo que me puse a pensar y a repensar cosas que siempre doy por entendidas y solucionadas, pero que vuelven y me traen más argumentos para continuar cuestionándome. No logro quedarme con un solo paradigma de pensamiento, pues se rompe por sí mismo y da paso a una nueva duda existencialista del sistema. Resumen de todo el viaje y mis pensamientos: no sé ni lo que creo.

Un día de universidad bastante tranquilo; buenas clases (bastante agotadoras, pero de calidad); contenidos interesantes y tiempo para releer cosas. El otro problema surge justo cuando estaba lista para venirme de regreso a casa, cuando tenemos que ir a sacar las fotocopias para leer (una de las tantas). Todo bien, hasta que me dicen que nos entregaron mal lo que habíamos pedido. Respuesta: una mujer que se las da de atacada y ve ofendida su pretensión de ser perfecta, “ustedes me lo pidieron de esa forma”. Al menos 20 minutos perdidos en frente del mesón a la espera de una solución y la muy imbécil ni se inmutó: por suerte, otra compañera pidió otra cosa y ahí arreglamos con ella. Pero la señora jamás admitió su error… tal vez lo admita el día en que el público deje de acudir a su local por la “gran” atención. Y para rematarla, me critican de que no tengo carácter y de que no sé imponerme para reclamar lo que corresponde (en cierta medida, es cierto). Otra divagación en la micro hasta que me quedé dormido.

Finalmente, la guinda de la torta, llegó a mi casa y me dicen que no hay almuerzo: “¿no se suponía que almorzabas en la universidad?”. Y claro, esto no podía estar pasando; demasiadas cosas juntas que ya me tenían al borde del colapso, hiperbólicamente. Me pongo a reclamar que yo había dicho que iba a venir (aunque en realidad, no me acuerdo, pero hay que ser firme). Finalmente, mi abuelita me da la razón (no de palabra, pero sí de acto) y me prepara almuerzo. Aunque sea una sola tenía que favorecerme.

¿Lindo día, no? Como que dan tantas ganas de continuar; la idea de cambiar el mundo se fue a no sé dónde por este momento. Como diría Papelucho, tal vez este fue el día malo y mañana le seguirá uno grandioso: así lo espero, realmente. Tal vez me pasa por ser tan criticón y verle lo negativo a todo… eso de ponerme tan cuadrado ya me tiene medio alterado.
.
Zombie - The Cranberries
Saludos!
.
.
kinkan ®

domingo, 16 de marzo de 2008

Una semana eterna

De regreso a las pistas; el despertador vuelve a sonar a las 6 de la mañana (aunque termino levantándome media hora más tarde), la luz permanece encendida hasta pasada las 12 de la noche, 20.000 hojas se apilan en mi escritorio esperando por ser leídas, vuelvo a poner mi puño sobre cuadernos en blanco que de a poco comienzan a llenarse, vuelvo a llegar a mi casa con dolor de cabeza y con ganas de dormir, vuelvo a caminar por el edificio Gimpert y Rubén Castro buscando las salas en donde voy a tener alguna clase. Todo vuelve a esa normalidad que el año pasado era tan temida y ahora, de a poco, comienzo a asumir tal y como es: “normal”. Y en cierta medida hasta estoy contento de que así sea, pese a que no estaría nada de mal poder tener todos los días para dormir hasta tarde y tener el control absoluto de mi tiempo.

Típico que la primera semana es de adaptación y bien dicho está: el primer día me levanté con demasiado tiempo de anticipación y no me fue muy grato quedarme media hora viendo tele para hacer la hora; esos 30 minutos perfectamente podrían haber sido ocupados en algo mejor: en dormir. Pasaron algunos días para que recordara que uno puede hacer todas las cosas en media hora, salir corriendo a tomar la micro y llegar a clases puntual. Lo bueno, es que hubo algunos hábitos que quedaron para siempre tales como dejar los cuadernos listos la noche anterior y hasta la ropa, lo que agiliza bastante mi desplazamiento en una mañana apurada.

Otra de las cosas que no pudo dejar de llamarme la atención, fue el ánimo que tenía cuando iba de pie en la micro escuchando una que otra canción cuya calidad dejaría harto que desear, pero cuyos efectos de risa me hicieron comenzar un buen día. Pensé que iba a ser imposible que tomase como un buen comienzo viajar en esas condiciones y me alegré de la disposición con que llegué a clases, pese a tener demasiado sueño. Así como cuando dije que tenía que leer tantos textos como lo que leía el año pasado, con la diferencia de que hasta me sentía contento de tener que leerlos… y eso sólo puedo ocurrir porque me gusta lo que estoy haciendo, ya que si tuviese que leer esa cantidad de papeles en biología es más que seguro que no lo haría y me daría lo mismo la nota que me sacara (como ocurría en el colegio).

Y así pasó la primera semana de adaptación al 2do año de mi carrera, que espero concretar en el tiempo establecido. Una semana bastante terrible por ser el principio y por la pérdida de la costumbre a la rigurosidad del sistema y del horario, pero que espero se suavice (en realidad, que me acostumbre) con el paso de las semanas. Una semana lo suficientemente eterna como para preferir dormir en vez de salir hasta tarde. Ahora a esperar por lo que sigue...
.
Namás - Gepe
Saludos!
.
.
kinkan ®

sábado, 15 de marzo de 2008

Mechoneo 2008














Lo primero que uno piensa cuando ingresa a primer año es que quiere que todo salga bien, que la carrera sea lo que a uno le gusta y que pueda terminarla correctamente. Pero siempre está el fantasma de la famosa bienvenida que te dan los de segundo año… una bienvenida que a lo largo y ancho del país a veces no es tan agradable y amigable cómo debiese, convirtiendo la recepción en algo humillante de lo cual todos intentan huir. Recuerdo que fue tanto el miedo que tenía al ver el susto de sus mensajes y de las veces en que íban a molestar a las salas… el mismo miedo que intentamos ese año producir en los “mechones” que ahora ocupaban nuestro lugar. Y de verdad que se siente bien, como descargarse.

Desde un primer momento apoyé la recepción, pero di mi opinión de que no debía ser algo exagerado, que debía ser algo divertido; el año pasado el nuestro fue lo suficientemente agradable como para recordarlo y reírnos de una que otra estupidez. Todo comenzó (para mí, ya que muchos de mis compañeros estuvieron desde las 8 de la mañana preparándolo todo) a las 10.30, cuando salgo de la clase de Seminario en Comunicación y nos reunimos todos para ir a buscarlos a las salas. Equipado con la cámara, entramos a la sala e interrumpimos la materia: fue divertido, tomar fotos por doquier, ver las caras de susto de algunos y las risas de otros. Luego de sacarlos a todos, caminamos hasta el Muelle Barón, en donde continuaría todo.

Al llegar, los sentamos a todos y los ensuciaron un poco. Les enseñaron el supuesto grito de la carrera, que no tiene mucho de dificultad, y luego procedimos a la siguiente actividad. Cabe destacar que no éramos los únicos que estábamos mechoneando en el mismo lugar… Luego de llevarlos a un lugar avanzando por el Paseo Wheelwright, procedieron a las actividades de trivia, penitencias y risas. Luego continuamos hacia la cerca de la playa en donde se realizó el apadrinamiento. Todo estuvo bien, sólo que duró mucho (hasta la 1 de la tarde) y luego a buscar las cosas. Me recuerdo corriendo por avenida Argentina hasta llegar a la fotocopiadora en donde estaban los textos que tengo que leer para el lunes… punto aparte es que olvidé devolver el libro y debí pagar una multa de $600: demasiado cara para mi gusto, pero reglas son reglas.

Luego siguió la fiesta mechona en La Torre: litros y litros de cerveza, baile, fotos y snack para picar. Tuve la oportunidad de conversar con los mechones y de conocernos un poco más: personas muy simpáticas y alegres de los cuales ahora seremos… ¿ejemplo? No sé que tanto jajaja. Y luego de la fiesta se concretaron mis otras 2 ahijadas; espero ser buen padrino y no repetir la experiencia que tuve yo (nunca volví a saber algo de mi madrina).

Todo en una semana más o menos complicada. Buen término; lo pasé bien y se repite la idea de tener más carretes como curso… en dónde sea, con tal de pasarlo bien. Ahora a ponerse las pilas y focalizarse en un año que nunca se sabe lo que pueda traer entre su rollo de meses.
.
Fallin' High - Safri Duo
Saludos!
.
.
kinkan ®

La, la, la, la

La, la, la, la
Vino el hada de la nada
A cantarme
Mil baladas,
Se sentía enamorada
De la casa que pedí.
Vete, vete a casa
Y no mires atrás
Porque hay alguien escondido
En esa matraz,
Que llevas en las manos
Y te ataca por la espalda,
Jamás estarás seguro
Si en realidad esto es seguro,
Jamás estarás tranquilo
Porque no sabes
Quien está contigo.
Una bomba revienta
Y se expande,
¡bum!
Una nube de sangre
Cae sobre la ciudad,
¡bum!
Una torre se derrumba
Con el fuego que la abruma
Y las lágrimas de alguien
Cuando el cielo se hace bruma.
Vete, vete a tu hogar
Si es que aún puedes hacerlo,
Ándate corriendo
Antes de que saque el revólver
Y comience a dispararte,
Estoy ciego
Y ando a tientas,
Los temblores son eternos
Y se caen sobre mí
Todas las cosas;
El librero,
La radio,
Los zapatos,
El techo.
He quedado sepultado.
La, la, la, la.
Creí que nada pasaba,
Pero el hada ensangrentada
Se iba de mi sueño,
Se había suicidado
Bajo efectos extraños,
No, no entiendo,
¿Qué me pasa?
¿Qué es esto?
La, la, la, la.
¡Bum! ¡Bum! ¡Bum!
Cha, cha, cha, cha,
Y he perdido la señal…
.
Far Away - Paul Van Dyk & Giusseppe Ottaviani
Saludos!
.
.
kinkan ®

Si te parece extraño (Fragmento)

Mira la luna y la luz de silencio con que te mira
Porque sabe que cargas con la culpa en tus espaldas;
El pasado pisado parece no quedar atrás en un segundo
Y las olas del mar se acercan para inundar
Aunque trates de ocultarte bajo rocas de diamantes
O aunque trates de correr hacia el cerro más alto:
Ya no hay tiempo suficiente para huir de tus actos
Y pronto será ese mar turbulento el que consumirá tus huesos…
Será el momento en que yo te observaré desde lejos
Y por primera vez me reiré de ti con todo el corazón.

Mira el cielo y el celeste oscurecido que pintaste
Y date cuenta que el pincel que ocupabas para sonreír
Ahora es el que dibuja esa máscara de misterio
Con que enigmáticamente pretender sonreírle al mundo
Pese a que sabes que de un tirón se desarma tu disfraz
Y tu rostro desfallecido dejará a flote sus fisuras:
Las lágrimas de culpa han dejado surcos en tus labios.
Aunque ya trates de alejarte de ti misma
Será tu propia sombra la que te persiga por tu camino
Y nadie podrá oír tus gritos de auxilio.

Si te parece extraño ese silencio del espacio estelar
Entonces sube el volumen a los latidos de tu alma
Intentando oír algo coherente que te pueda ser útil.
Si te parece extraño que el cielo se torna gris
Y las gotas de lluvia caen de tus ojos
Entonces sal corriendo pronto antes de que el disfraz se deshaga:
No creo que quieras señalarme tu debilidad.


Broken Record - Scarling
Saludos!


kinkan ®
http://fotolog.com/kinkan
http://fotolog.com/alwaysdreamer

jueves, 13 de marzo de 2008

Mi Ocaso

Era de madrugada, pero aún no lograba conciliar el sueño. El día había sido el peor de toda mi vida, en que nada fue como lo hubiese querido, ni nadie era quien yo quería. No lograba entender qué había hecho, ¿por qué todo había salido mal?
El día anterior mi vida dio un vuelco inesperado. Todo lo que siempre creí cierto y bueno, es ahora lo más malvado en este mundo. Mi fiel amiga, mi compañera de todo momento, con quien reí y lloré mis penas, era la que me decía que no, ante mi promesa de regalarle mi mundo. Sentí como la fría brisa del mar azotaba mi cuerpo, y vi sus ojos intentando fijarse en los míos, convertidos en un río de lágrimas. No, ella no podía ver eso. ¿Qué pensaría ante mi actitud de flaqueza? No podía darse cuenta del terremoto que ocasionó en mi interior, lo que creía de mi pertenencia, ahora ya no era mío, pues nunca lo había sido.
Me alejé caminando de su mano suave y maternal, ocultando mis lágrimas y llevándome conmigo ese tormento. Me propuse olvidarla y odiarla el resto de mi vida, nunca más volver a verla. Me fui directo a mi casa sin darme vuelta a mirarla, por temor a que viera mis lágrimas de debilidad, disipando la imagen alegre que por siempre tuve frente a ella. Fue un error, de que me arrepiento. Llegué y me encerré en mi cuarto. Era tarde y los acontecimientos no habían hecho más que agotarme, pero no pude conciliar el sueño.
Y así transcurrió esa noche, la peor de toda mi existencia, entre lágrimas y versos. Hasta mi corazón se sentía distinto, no palpitaba, creí que moría. Y así sucedió mi lenta agonía durante toda esa noche, mis lágrimas eran ya un torrente, y mi alma se iba con ellas, lentamente, por toda la eternidad.
.
Today The Sun's On Us - Sophie Ellis Bextor
Saludos!
.
.
kinkan ®

Su Silencio

Llueven notas de silencio sobre una bóveda celeste en la que cuelgan sus sueños. Ella duerme, duerme tranquila con los ojos entreabiertos hacia el mundo conciente en el cual se convierte cada día en una aprisionada transeúnte. Duerme, duerme soñando con lanzarse al vuelo de una vez, aunque sea otro riesgo. La vida está hecha de riesgos, de ellos se aprende. El sol luminoso se está transformando, lentamente, en verde. Ella quiere dormir, pero no puede.
Salió temprano por la mañana un día de colegio, tomó un microbús y partió hacia la cima de un imperio. Estaba el camino destartalado y las nubes estaban a punto de tocar las atalayas del castillo. Lo ve, lo ve y corre hacia él, salta por encima de las barreras, vuela, se lanza, cae dormida sobre su cama… pero no duerme.
Una lucha, un silencio. Suenan sus relojes en el interior del alma cuando ya es más de medianoche y todo debiese estar en calma. Sueña con cruzar la frontera y lo logra, ve la nieve y la toca. Le da la mano y lo besa. Es feliz, abre los ojos con una sonrisa, abrazada a su retrato, es feliz porque al fin ha podido dormir y ha deshecho las cuerdas de la jaula; es feliz porque ha podido dormir, cuando del cielo caen gotas de silencio entremezcladas de pasado, presente y futuro. De su vida, pues ahí nace su vida, en su habitación, su silencio.
.
This Place is a Prison - The Postal Service
Saludos!
.
.
kinkan ®

martes, 11 de marzo de 2008

Volver a comenzar

Es tan fácil criticar tus errores sin ver los míos
Y ahora decir que es lo correcto partir de cero,
Borrar las líneas de la vida que nos acercaban
Para luego verte caminando en la calle y no saludarte
Como si el tiempo de confianza pasara al olvido
Sólo porque ese olvidadizo camino me haga sentir ofendido:
Say goodbye, debo de nuevo comenzar.
A veces siento que el mar se vendrá encima en un segundo
Y que el viento me arrancará del suelo con un golpe
Porque sabe que puedo explotar de maldad,
Pero a veces el cielo sonríe y el sol ilumina mis pasos
Cuando cree que sólo puedo sonreír y arreglar algún daño
Que el tiempo quería agrandar:
Es difícil cambiar una persona
Sólo porque a alguien hizo llorar,
Es difícil cambiar el mundo
Sólo porque no es un lugar ideas;
A veces es mejor quedarse con lo bueno
Y el resto dejarlo en el pasado para volver a comenzar,
Say goodbye to the evils in your life.
Es tiempo de mirarse al espejo y ver que hemos crecido,
Es tiempo de ver que las estaciones son distintas
Y que la vida no se detiene a esperarnos,
Es hora de vivirla y ver lo bella que puede ser.
Es difícil hacer que todo sea perfecto,
Es difícil sonreír todo el tiempo.
Creer en nuevas oportunidades podría ser el comienzo
Por si el sol da la vuelta y regresa;
A veces creo que una sonrisa borrada podría regresar
Y el daño se olvide con un abrazo:
El tiempo es tiempo
Y ahora dejaré de hablar de eso,
Tal vez será otro comienzo.


“Volver a Comenzar”
Cristian Briceño González
“Un Regalo Especial”
10/03/2007
01.49
.
.
kinkan ®

1er día, de nuevo

Eran las 9 de la mañana y yo ya salía de mi casa rumbo a la universidad: el primer día de clases comenzaba y algunos reencuentros serían muy celebrados. Bajé de la micro con los audífonos aún puestos y llegué al edificio Gimpert, busqué la sala 1-1 y me encontré con la enorme cantidad de compañeros que ya habían llegado (yo pensaba que iba a llegar atrasado) y la alegre de sorpresa de reencontrarse con muchas personas que no veía hacía tiempo. Entre saludos y el ingreso a la sala -¿será necesario contar que me tuve que quedar de pie por falta de sillas?- comenzó el año, comenzaron las clases y de regreso al estudio que nos vio por todo el año pasado.

He hecho lo posible por no llegar predispuesto a ninguna asignatura, pero se hace un poco difícil sabiendo que es un ramo “denso” (según los propios profesores que prefirieron sincerarse de una vez). Sin embargo, las cosas van cambiando cuando uno ve un poco más allá de lo que dice el programa; cuando uno comienza a internarse de nuevo en el campo de lo que está estudiando. Ahora comienzo a hojear para ver cuál cuaderno pertenece a tal asignatura y cuál es de la otra, un juego a veces divertido y otras veces latero: hasta el momento, he llegado con dolor de cabeza sólo por venir durmiendo o por efecto del sol.

Pero el primer día teniendo clases en el horario normal y completo (en mi caso, el día lunes es hasta las 5.10) es un poco incómodo. Si bien, ningún ramo dictó mucho contenido, de todos modos me hace recordar las horas en que mi cabeza trata de hilar las ideas que debo comprender. A veces toma un poco de tiempo, a veces ocurre ese proceso luego de dormir en la micro y de procesar todo, a veces pasa en un momento de tiempo libre en que puedo releer la materia.

El inicio de la primera semana; el inicio de muchas otras a la espera de seguir avanzando y, por supuesto, llegar a las merecidas vacaciones jajaja.
.
Silent Shout - The Knife
Saludos!
.
.
kinkan ®

domingo, 9 de marzo de 2008

El último día de vacaciones

Todo lo bueno llega a su final, según dicen, y a veces creo que es lo correcto para que no se vuelva en una eterna monotonía que nos haga querer volver a lo malo para poder ver novedades en el camino. Claro está que en este momento desearía que lo bueno continuara, pero no hay plazo que no se cumpla y deuda que no se pague. Y luego de poco más de 3 meses de vacaciones, tendría que llegar el día final que todos temimos por su llegada. Ahora estoy con la nostalgia típica de la finalización de una etapa, mirando atrás y recordando todas las cosas buenas de este tiempo; definitivamente ha sido uno de los mejores veranos del último tiempo, he aprendido bastante y, lo mejor de todo, estoy lo suficientemente recargado como para volver con todo al training universitario.

Y ya vamos por el 2do año, siendo que al principio siquiera proyectaba lo que podría pasar en el primero: fue lo mejor, porque sólo tuve buenas expectativas y por suerte fueron así. Ahora espero no proyectar nada, seguir el camino hasta dónde me lleve y saber afrontar cada una de las sorpresas que puedan ir apareciendo. Ya me vienen los recuerdos de las salas de clases, de los pasillos, de los profesores, de los compañeros, de los libros… todo eso a lo que ahora le tengo cierto rechazo, pero que de alguna u otra forma disfruté a medida que iba pasando el año. Espero que esta vez sea lo mismo, tal vez vendrá con más dificultad, pero espero que sea igual de placentero.

El último día de vacaciones y siquiera me he puesto a planificar qué cuaderno será de cuál asignatura. No he tomado un cuaderno del año pasado (y eso que había dicho que iba a releerlos por completo para cuando comenzara) y no sé si me den ganas de hacerlo de aquí a mañana. Sólo pensaba en la forma de aprovechar el día y empezar con buenas vibras: juntarme con mis amigos del colegio. Y en esa estoy, esperando para salir a conversar un poco y darnos todo el ánimo para que este año sea grandioso.
.
Julie with... - Brian Eno
Saludos!
.
.
kinkan ®

viernes, 7 de marzo de 2008

La Primera Lluvia del Año

Salgo en la mañana de mi casa y veo que están cayendo gotas en el techo: ¿la primera lluvia del año? Y resulta que seguía, a ratos disminuía y después volvía. Tenía que ir a Valparaíso así que salí con chaqueta y todo; al poco rato veo que hasta parece despejarse un poco, llego a Valparaíso y me siento acalorado por andar con la chaqueta: lo típico, ¡para qué la traje! y la recurrente queja de por qué el tiempo cambia tanto entre Quilpue y la costa.

Llego a mi casa de regreso y el cielo sigue oscuro, nuevamente caen gotas de agua sobre el techo. Y así estuvo un buen rato hasta que tuve que ir a Viña; iba mirando por la ventana y veo que las gotas se hacen un poco más grandes y empiezan a mojar el suelo con mayor rapidez: al parecer, lo de chubascos iba en serio. Pero seguía pensando en lo que había leído en la página del tiempo: “lluvia en los valles centrales”, por lo cual, la costa no debiese verse afectada. De todos modos llevaba la chaqueta puesta mientras vi que en todos lados ya comenzaba a acumularse el agua y mojar las calles.

Llego a Viña y veo que todavía sigue lloviendo… y bastante fuerte: parecía de estos chubascos propios del invierno, de esos que anuncian en las noticias y toda la gente anda vuelta loca al día siguiente; algunos cubriéndose con lo primero que pillan, otros vendiendo paraguas y haciéndose “la América” con la venta de un producto muy utilizada en este caso. Llego al paradero mientras veo las gotas que hacen ondas en las pozas, veo gente paseándose de un lado a otro y gente que aparece con paraguas. Y lo chistoso es que en la mañana había sol, todo parecía predecir que sería otro día de calor del verano que ya se está acabando. Lo primero que dije: “hay un poco menos de sequía y ojalá que el agua esté llegando al lugar de los incendios”. Me daba risa ver toda la gente acumulada bajo el paradero y me acordé de los inviernos en que llovía mucho.

Caminamos toda la tarde con unos amigos y nos mojamos bastante; debimos encerrarnos en el mall a ver cómo mucha gente hacía lo mismo para cubrirse de esta lluvia que muchos no estaban esperando. Y todo estaba tan oscuro con las nubes que parecían anunciar un incontrolable temporal. Así fue la primera lluvia del año, en verano, como ya ha ocurrido varios años. Dicen que hasta hubo truenos, pero yo no sentí nada. En fin; 5 milímetros de agua caída que no lograron salvarnos del racionamiento energético ni levantar la alarma de sequía, pero que alivianaron un poco el problema y que ayudaron a controlar el incendio de Quintay.
.
In Between - Paul Van Dyk
Saludos!
.
.
kinkan ®

jueves, 6 de marzo de 2008

Anécdotas del día a día.

Una vez más me doy cuenta de que cometo un error al mantener en mi cabeza todo lo que se supone que voy a hacer estrictamente ordenado paso a paso. Claro, si las cosa funcionan como uno tiene previsto resulta genial ya que no te pierdes y no se te olvida nada; el problema surge cuando, por enésima vez, se te olvidó planificar que probablemente toda esa planificación se iría a la punta del cerro en un dos por tres, con una llamada telefónica media atrasada que corta como si todo se tratase de un finísimo hilo. Todo buen planificador debe pensar en un plan B si es que el principal no funciona, pero me doy cuenta de que siempre se me olvida hacer eso y luego me quedo todo el día sentado mirando el techo sin saber qué hacer, más encima sintiéndome extraño, como que todo se me dio vuelta y se enredo: definitivamente, eso de planificar todo es algo que me juega en contra si aún no he logrado ser bueno en esto.

Me levanto temprano (a las 9 de la mañana) por 3er día consecutivo, siendo que debiese estar aprovechando los últimos días de vacaciones que me quedan; algo quiere que no sea así y que me vaya acostumbrando, aunque sea, a levantarme temprano. El día de hoy tenía una cita al médico, una hora que me dieron ayer y que no pude rechazar porque después va a ser un poco complicado en época de clases. Con mucho sueño y desgano me levanto; 10 minutos más en la cama y luego a correr. Se me pasa rápido el tiempo, se me olvidan cosas y la hora va pasando más rápido de lo que pensaba… me devolvía mil veces. Finalmente salgo de mi casa y tomo una micro hacia Valparaíso; cancelo el pasaje, me siento y saco el iPod para escuchar música. Menos de 1 minuto y mi celular comienza a sonar: “Casa, llamando”. Contesto: Me corrieron la hora del médico para el día siguiente. ¡Qué! ¿Y haber perdido mi tiempo para poder dormir? Claro, no tiene precio… ¡y tampoco tiene recuperación! La solución que me dan al problema: la misma citación, pero mañana y 45 minutos más tarde. (Oooh, más tiempo para dormir, pero el pasaje ya no me lo devuelven). La micro da una vuelta y el desplazamiento (en términos de física) es similar a 0, una vuelta por mi población durante la mañana y de regreso a casa. ¿Lindo viaje no?

El problema no fue tanto eso, sino el hecho de que mañana tendré la citación. Mis planes para el día de hoy eran para salir en la noche y ahora ocurre que no puedo, porque no puedo ir con “caña” (efecto que se produce, por lo general, después de “carretear” y beber una cantidad de alcohol que aún no he podido contar con seguridad). Eso quiero decir que una hora al médico corrida me arruinó todo el día: no hay sueño hasta tarde, no hay carrete, no hay día y me quedo una vez más sentado mirando el cielo… o sea, escribiendo otro comentario jajaja. Y claro, ahora se me tendrá que ocurrir un plan B porque es temprano, pero toda esta odisea quedará de todos modos en mi retina. Algo saldrá, espero; no quiero estar todo el día mirando la ampolla de mi dedo, que me salió ayer después de quemarme al intentar hacer un huevo duro (¡cómo tan inútil!). Y esta se convierte en otra de las anécdotas del día a día que me hacen ser como soy… ¿algo positivo? Aproveché el día y eché a volar la mente como me gusta jajaja.
.
By this river - Brian Eno
Saludos!
.
.
kinkan ®

miércoles, 5 de marzo de 2008

Para reírse por varios días.

Algunos dicen que no es bueno hacerlo porque es reírse en base al sufrimiento de los demás, pero creo que es entretenido hacerlo de vez en cuando. Mejor dicho, aprovechar la única vez en la vida en que uno puede darse el lujo de hacer mil estupideces y de reírse a carcajadas de las caras desorientadas de quienes llegan a un lugar nuevo sin tener idea de lo que puede suceder; más encima, que los reciban con anuncios de un posible ataque y de infundirles tanto miedo que les haga querer que llegue pronto el día “x” para acabar con la incertidumbre. Si bien, “no hagas a otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, creo que en estos momentos no se cumple puesto que yo ya pasé por este momento y pese al susto me divertí, ¿acaso no es bueno hacer lo mismo y luego concluir con la agradable sorpresa de que nada malo ocurrió?

Y me refiero a la preparación que los 2dos años de las carreras estamos haciendo para los recién llegados, es decir, “los mechones” que vienen a integrarse a la universidad en busca de un sueño, tal vez el mismo que me motivó a mí a tomar el camino que ahora estoy siguiendo. Hoy me levanté única y exclusivamente a ver a los alumnos nuevos para ver qué podíamos hacer: 10 de la mañana a la salida de la casa central y muy pocos llegamos a preparar algo. No pudimos entrar a darles un saludo en el desayuno, pero no perdimos tiempo inventando mensajes para luego pegarlos en las paredes de las salas a las cuales asistirían. Es malo, pero nos matábamos de la risa al ver la cara de susto que tenían: nosotros pasábamos por el pasillo como si nada y hasta nos hacíamos los asustados también. Aún me río de haber donado un mechón de mi pelo para pegarlo en el cartel. Luego lanzando mensajes por debajo de la puerta y haciendo show por las ventanas; nosotros nos reíamos, pero no creo que los alumnos que estaban en la sala se hayan reído tanto: estamos haciendo lo mismo que el año pasado nos hizo tener un inicio de clases aún más ansioso.

No tengo idea de cuándo se originó esta tradición del mechoneo, pero estoy alegre de que conmigo no haya sido la típica humillación que se ve en la tele cuando los envían a pedir dinero casi desnudos. No estoy de acuerdo con eso ni tampoco lo estaré ahora: creo que toda bienvenida tiene que ser algo alegre y convertirse en algo divertido que después se recuerde. Y ahora estamos en esa; pensando qué vamos a hacer de manera que sea algo entretenido. Tantas las cosas chistosas que nunca pensé que sería mi turno de hacer: pocas personas que pueden improvisar cada cosa y que dé resultados… desde las 10 de la mañana y hasta las 3 de la tarde haciendo lo mismo, sin almorzar y sin sentir hambre: una experiencia para reírse por varios días.
.
Samba Tranquille - Thievery Corporation
Saludos!
.
.
kinkan ®

martes, 4 de marzo de 2008

Neblina de cenizas

Hoy debí viajar a Valparaíso a hacer unos trámites que al final resultaron fútiles; daba lo mismo si llamaba por teléfono o si me pegaba el plantón a que me dijeran que debía seguir esperando hasta que el sistema se actualice y aparezca en el navegador que ya estoy matriculado. De todos modos, me sirvió para salir del encierro de la casa y ver cómo estaba mi ciudad natal que me verá de lunes a jueves (aunque creo que los viernes también, por la mañana) a partir del lunes que se acerca.

Y me encontré con algo que no me esperaba: voy llegando por la avenida España a la altura de la Escuela Industrial y veo una inmensa nube que cubría por completo la ciudad. Lo primero que pensé fue en neblina y que muchas mañanas llegaba y me encontraba con esa cortina que impedía ver a lo lejos, pero esta vez era algo distinto y mucho peor: humo. Y es que ocurre que el incendio que ayer azotaba a un sector de Quintay –que afortunadamente parece estar controlado- dejó una inmensa nube que no sólo afectaba a la zona interior, sino que llegaba hasta las ciudades costeras. Me llevé un susto y me dio lata ver este escenario que me recordaba a la ciudad de Santiago por la calidad del aire.

Pensé que se iba a pasar, pero estuve hasta casi las 2 de la tarde y todo seguía igual: no había viento y el calor se producía como por efecto invernadero. Siempre he odiado los días abochornados por lo mismo, el problema es que ahora se trata de humo que creo que debe estar contaminando nuestros pulmones más de lo que ya están con la contaminación normal. Recuerdo la vez que fui a la capital de este país, esa jungla llamada Santiago en la que más de 5.000.000 de habitantes luchan por sobrevivir a diario a esas condiciones ambientales deprimentes: el cielo se veía con una neblina similar a la que se veía hoy en Valparaíso. Es una de las razones por las cuales no me iría vivir a la capital…

¿Cuántos días mas pasarán hasta que volvamos a respirar aire limpio del mar? Espero que no sean muchos. Lo que más me entristece es saber que se ha catalogado el incendio como intencional… no entiendo cuál es el fin de ese enfermo mental que viene a destruir el ecosistema, como si no supiera que contamina el mundo en el que él también vive.
.
Down Slow - Moby
Saludos!
.
.
kinkan ®

lunes, 3 de marzo de 2008

Hacia una "fuegópolis"

Una vez más me doy cuenta de que la Región de Valparaíso se está haciendo conocida por los incendios y catástrofes. Hacía un año Valparaíso salía a toda la nación (y tal vez a todo el mundo) por la explosión ocurrida en Calle Serrano, lugar donde se ubicaban muchos inmuebles de carácter patrimonial que acabaron quemados y derrumbados producto de las llamas que duraron casi todo el día, haciendo que la inmensa nube de humo fuese vista desde todos lados. Después, lo fue un local en Pedro Montt y así sucesivamente muchos lugares que da lata ponerse a detallar porque es más que seguro que se me olvide citar algo: son demasiados y en tan poco tiempo, ¿qué irá a pasar en el futuro con la zona si esto sigue convertido en una “fuegópolis”?

Ahora, en verano, es el turno de los incendios forestales que arrasan con todo lo que ven a su paso. Recuerdo el año 2003, cuando recién me instalaba acá en Quilpue luego de los 4 años en el frío de Punta Arenas. Ese año se desataron grandes incendios que elevaron la temperatura a más de 30º C en Viña del Mar (acá estamos más al interior, por lo que la temperatura debe haber sido al menos 2º C más que allá) y extendían enormes nubes de humo que a cubrían el cielo de oscuridad y contaminación. Y es algo que se hace cada vez más común, que todos los años por estas fechas ya sabemos que puede ocurrir y que hay un 80% de probabilidades de que así sea.

Ayer comenzó un incendio forestal en Quintay, pero el humo era visible hasta acá en mi casa. Pasó toda la tarde hasta que alguien me dice que hay un enorme incendio y decidí salir a observar para encontrarme con la enorme nube (que perfectamente podría haber pasado como una masa nubosa anunciando un gran temporal) que cubría el cielo y hacía ver al sol de un color rojo que sólo había visto en episodios como éste. Luego se sintió un poco de viento. No me imaginaba que el humo fuese a llegar tan lejos, pero leí que ya son 1500 hectáreas las que han sido arrasadas por el fuego y hace que las cosas parezcan un poco más lógicas.

Lo que me da mucha lástima es que me estoy acostumbrando a escuchar este tipo de noticias: “1000 hectáreas quemadas”, “más de 2000 hectáreas quemadas”, etc. Y no es algo que podamos culpar a los voluntarios que acuden a apagarlo, sino que a la gente que no se da el tiempo de cuidar el entorno. Cada hectárea que se quema significa un espacio menos para distintas especies que se desarrollan, menos alimento herbívoro y una pérdida que puede tomar muchos años en recuperar. Además, perder árboles es perder oxígeno… aumentar lo contaminación y llevar a nuestro planeta a la destrucción de manera aún más acelerada. Todos los veranos es lo mismo y es algo que parece no tener control. ¿Dónde surge todo el problema?

Espero que puedan acabar con este incendio. Pedir que no haya otro parece ser imposible, al menos espero que sea una de las miles de lecciones para cuidar el entorno (aunque ya parezca un cliché repetirlo).
.
Up On The Ladder - Radiohead
Saludos!
.
.
kinkan ®

domingo, 2 de marzo de 2008

Ocio

Son muchas las cosas que pueden resultar de una tarde de ocio, muchas más de las que podía pensar. El ocio es la madre de muchos movimientos (acaso Newton habrá estado muy ocupado mirando debajo de un árbol cuando se le cayó una manzana encima) y a veces podemos sacar cosas buenas de él. Por lo general me sucede que cuando no estoy haciendo nada, me da por mirar todas las cosas que hay alrededor y hago volar mi mente; que piense miles de cosas, que cree historias que en algún momento pueda utilizar para escribir algo bueno, que busque y se conecte con ese mundo de las ideas para ver si me puede traer algo interesante. Y hoy estuve encerrado todo el día frente al computador escuchando discos y escribiendo en base a ellos en una página recién descubierta… aparte de estar en MSN sin hacer mucho.

Y justo cuando la tarde se acaba, me da por ingresar a EMOL a buscar las noticias de actualidad (he estado 4 días sin saber nada del mundo, sumido en mis intenciones de pasarlo bien y de aprovechar el poco tiempo que queda) para estar informado y “poder tener opinión”. Resulta que me encontré con tantas novedades y es esa una de las razones por las cuales me gusta ver siempre noticias, para que no me pillen de sorpresa. Lo primero, lo sucedido con el líder de las FARC (situación que, pese a todo el tiempo que lo han comentado en las noticias, aún no logro entender bien); segundo, un temblor grado 5,6 en Iquique (me interesa porque hace un mes estaba ahí y me pilló un temblor similar); y tercero, un personaje exponiendo un tema de Viña vs Valparaíso en el blog de EMOL. Al menos me alegré al ver que los 5 usuarios que habían comentado anteriormente daban, por lo general, el veredicto a favor del “puerto principal”, hasta yo me esmeré en destacar todos los atributos de mi ciudad natal y de hacerle entender por qué aún supera a la ciudad jardín. Ocio extremo.

Lo siguiente, en una tarde en que el sueño acumulado de tantos días durmiendo a medias se comienza a hacer notorio en que me queda poco ánimo de hacer cosas, fue escuchar y analizar las similitudes entre las bandas que tocan Trip Hop… y me gustaron. Ahora escucho el disco con los grandes éxitos de Massive Attack, luego de haber escuchado “Big Calm” de Morcheeba y “Dummy” de Portishead. Y el sonido, que me gustó, igual me empieza a dar algo de sueño; además, toda una tarde frente a la pantalla termina por agotar más las neuronas que de por sí ya no piensan mucho.

3 comentarios en una sola tarde… ¿es o no argumento suficiente como para demostrar que no había nada mejor que hacer? Al menos intento ponerme a la altura de febrero de 2007, mes en el que de verdad estuve aburrido. Pero algo bueno se podrá tomar de todo esto, tal vez a algún cibernauta perdido que llegue a leer esto le interese la música o le interese dedicarse al ocio como yo.
.
Angel - Massive Attack
Saludos!
.
.
kinkan ®

De Noche

Típico del verano: días libres por doquier, dormir, pasarlo bien, salir con amigos y buscar miles de lugares para poder salir de “carrete”. Típico del verano: a veces regresamos más cansado a clases de lo que salimos de ella, algo así como la propaganda del antiguo Smartcom cuando todos salían diciendo “agotado”.

Es la primera vez que me baja un sentimiento parecido a la rebeldía (tal vez, “pendejería”), en el cual no me importa nada y me dio por salir durante 4 días seguidos sin parar. Y para mí es mucho, algo digno de destacar por el hecho de que no pensé que iba a hacerlo alguna vez, pero en verano se pueden hacer muchas más cosas que en la época de clases por lo que aprovechar el tiempo al máximo es la clave para no volver diciendo que quedamos con gusto a poco.

Y ayer fue un carrete, por así llamarlo, distinto. Como decía Sebastián: “el carrete sin plata, pero con plata”. Luego de 4 días ya no era mucho lo que pudiese resistir mi organismo –en realidad no he probado salir tantos días seguidos, sin descanso- y tampoco podía seguir dándome el lujo de gastar tanta plata como los días anteriores. Al final nos pusimos a caminar por las calles de Valparaíso sin tener un rumbo fijo, sólo con algunos lugares planeados de antemano a los que al final no llegamos. Acabamos en el Journal de Valparaíso (nunca había ido y sólo hace poco me enteré de que había uno en Valparaíso). Un día de conversaciones en que los temas iban desde música hasta otros de mucha más profundidad, de caminata por Valparaíso recordando que es tan poco el tiempo que nos va quedando para volver a nuestras “labores universitarias”.

Al parecer, uno puede salir sin tener mucho dinero y en Valparaíso hay lugares que uno piensa como peligrosos, pero no lo son. O sea, obviamente uno debe ir de preferencia en grupo para asegurarse, pero todo el mundo va con ganas de pasarlo bien y nadie molesta. Lo importante es tener las ganas de pasarlo bien.
.
Traveller - Kitaro
Saludos!
.
.
kinkan ®

Bajando de la nube

Uf… ayer fue de esos días extraños en que nunca pensaste que ibas a terminar dejando la embarrada por un pequeño comentario lanzada con un poco de cizaña (sí, hay que reconocer que había cierta malicia en mi comentario); el problema no fue que la persona a la que iba dirigida esa “mala intención” se haya molestado y me haya dado un sinnúmero de razones que ya he escuchado repetir como 20.000 veces –creo que tiene razón, pero si te hieren el ego de alguna u otra forma es normal que te sientas molesto-, sino que otra persona salió al baile y pareció molestarse más de lo que la primera persona debía, como que se dio por aludido de algo en lo cual no estaba, por así decirlo, incluido de manera directa.

Y todo por el hecho de bajarlos de una nube que pretendían creer tan perfecta, todo por decirles la verdad y por hacerlos chocar con el suelo. Todo para que después no vayan con el cuento a todos sus amigos a jactarse de que a su hijo le va bien, de que su hijo tiene beca en la universidad, de que su hijo pasa con buenas notas, de que su hijo no causa problemas… ¿Para qué jactarse de algo, si en la práctica es una completa incoherencia que ya me estoy aburriendo de escuchar? Ya sé –me ha costado, pero es verdad- de que los logros que tengo son absoluta y exclusivamente para mí, que a nadie más le sirven: right. Pero, si los logros son para mí y ellos no tienen ningún deber de felicitarme o de “premiarme” por ello, ¿entonces por qué se dan el premio por sí solos en base a mí? Es como que te usan para algo en lo cual estarías de acuerdo si tuviese la suficiente coherencia.

Luego de todo, un gran instante de silencio y palabras cortadas que hasta me dieron miedo. Silencio, demasiado silencio y cierto grado de indiferencia esperando que pasasen las horas para luego decir “mañana se le va a olvidar”. Igual no es muy agradable discutir con tus familiares y con la gente que quieres de verdad, es como si te enemistaras con la gente que siempre está contigo y un sentimiento profundo de soledad te embarga y te hace sentir pésimo, realmente pésimo y como si tú tuvieses la culpa de todo lo que ha sucedido cuando la culpa es por partes iguales (aunque a veces creo que es más culpa de los otros que mía jajaja).

Pero lejos, y de eso me di cuenta ayer, que lo peor del mundo es que me vengan a herir el orgullo hablándome de que no me merezco las cosas. Es que si me vienen a decir eso, por mucho que trate siempre de tomar las cosas de una manera liviana, realmente aparece toda esa garra que tengo dentro: y sale todo, todo, todo lo que puedo decir y no decía antes. ¿Cómo te vienen a decir que no te mereces las cosas? Es chistoso que te digan que no mereces que te estén pagando algo… ¡que siquiera están pagando! Que te refrieguen en la cara por algo que no tienes nada que ver. Y el orgullo aparece en los momentos más oportunos: ¿puedo tomar el silencio de una autoridad como una victoria de mi parte o debo asumir que será un punto en contra para un siguiente encuentro?

Minimal - Pet Shop Boys
Saludos!


kinkan ®
http://fotolog.com/kinkan
http://fotolog.com/alwaysdreamer

sábado, 1 de marzo de 2008

Marzo...

Increíble pensar de que las vacaciones se hayan pasado volando; parece como si fuese ayer cuando salí de clases en noviembre y comenzó el descanso de poco más de 3 meses (mayor al que haya tenido durante toda mi época escolar, aún en las épocas más afortunadas) que ahora comienza a decir adiós. Es que han sido tantas las cosas que han pasado durante este periodo; tanta gente con la que he podido hablar, algunos lugares que he tenido la posibilidad de recorrer, una que otra experiencia extraña y, por sobre todo, haber podido pasarlo muy bien. Lo que me hará recordar el verano 2008 como uno de los “grandes”.

Me causa un poco de nostalgia pensar que ya estamos a 1º de marzo y que en 9 días más tendré que regresar a la u, a las clases, al estudio, a las cantidades industriales de guías por leer… en fin, a la vida universitaria en su totalidad que trae muchos beneficios y responsabilidades (que cliché decir eso). Al menos cumplí mi propuesta de iniciar marzo pasándolo bien –anoche llegué a mi casa a las 6 de la mañana- y espero que eso me augura que el año sea bueno: a veces uno inventa supersticiones extrañas para poder pasarlo bien jajaja.

Estaba entrando a mi pieza en la mañana y el calor de un verano que aún permanece y que comenzará a decir adiós –algo así como el 21 de marzo, para dar inicio al otoño- cuando todos volvamos a los libros y trabajos; a levantarnos temprano… Me he puesto a observar las repisas de mi pieza que en estos momentos sólo tienen los cuadernos en los cuales he escrito mis historias y pienso que dentro de poco tendrán más compañía; puede, incluso, que deba dedicarme un poco menos a mi hobby para cumplir con lo que se debe. Inconscientemente vienen a mi mente los recuerdos de mis últimos años escolares en que las tareas y trabajos me hacían sentarme en el escritorio: la más graciosa de todas esas veces fue cuando, estudiando para una prueba de física, di vuelta el cuaderno y me puse a escribir poesía. Claro está que la nota en esa prueba no es un tema que me dedique a comentar…

Creo que es cierto eso que dicen que los rostros de las personas se adecuan al tiempo en el que están viviendo, como que el mismo aire se llene de todo lo que pasa alrededor. Y es así en marzo, el mes más odiado del año que da origen al fenómeno de lo que podríamos llamar “marzismo” (que nada tiene que ver con la corriente de pensamiento de Marx) en que todo el mundo se vuelve loco pagando todo: las vacaciones, las patentes, los uniformes escolares… ¿Por qué se le habrá ocurrido a alguien dejarlo todo para este desafortunado mes de 31 días? Siento como que me hubiesen enseñado a odiar marzo desde muy niño y ahora ya comienzo a asumirlo –podríamos decir, “marzo es y punto” (sin atributo predicativo)-, a vivirlo y hasta a disfrutarlo mientras se pueda. Por supuesto que no tengo que pagar nada aún y tal vez me una al fenómeno cuando me convierta en un padre de familia.

Y, definitivamente, el aire se impregna de todas estas situaciones vividas en marzo. El olor es distinto, el ambiente es distinto y hasta el ánimo es distinto. Cierta ansiedad por regresar a la normalidad; lo importante, tener buena disposición para que todo salga bien.
.
Time of your Song - Matisyahu
Saludos!
.
.
kinkan ®